Práctica profesional

Fondos de inversión y gestión de carteras fallidas

Una adecuada gestión del proceso de recobro es una parte importante para la reputación de nuestros clientes. En Blas Camacho abogados nos centramos en recobrar las deudas eficientemente reforzando la imagen y el prestigio de nuestros clientes.

Segmentación previa de cartera

Nos adaptamos a las particularidades del cliente y de la cartera, creando procesos individuales y específicos en la gestión de deuda fallida. Somos flexibles ante los distintos escenarios que plantea la gestión.

Negociación y friendly collections

Nuestros gestores de cobro son hábiles negociadores que realizan propuestas según los parámetros marcados por el cliente para la consecución de los objetivos.

Gestión de recuperación judicial

Nuestro equipo de letrados gestionan cualquier tipo de procedimiento judicial con alta profesionalidad y calidad.


  • Mensualmente fijamos un objetivo de recuperación o target para cada cartera del que informamos al cliente de manera detallada.
  • Gestión integral: total coordinación entre gestión amistosa y judicial, cubriendo el ciclo completo de recobro.
  • Reporting: informamos en tiempo real de cada aspecto de la gestión de toda la cartera, realizando informes personalizados según demanda del cliente.
  • Back Office: disponemos de una unidad específica de Back Office desde la que gestionamos todas las necesidades asociadas a la prestación de nuestros servicios (recursos administrativos y gestión documental).
  • Sistemas de scoring: consistentes en la aplicación de la estrategia adecuada a cada segmento de cartera, orientado a la maximización de la recuperación y la mejora de la eficiencia y la eficacia.
  • Llevamos a cabo un asesoramiento técnico constante, relacionado con el proceso de recuperación, así como la adopción de medidas necesarias para obtener eficientes resultados conforme las expectativas del fondo de inversión, titular de la cartera en cuestión.


Blas Camacho Abogados brinda a sus clientes

un asesoramiento general y especializado que comprende todas las áreas del Derecho de la Empresa. El abogado responsable de cada área organiza e impulsa los asuntos de la misma y coordina el servicio prestado por otras áreas en relación con los asuntos multidisciplinares.